Cómo encontrar la felicidad y cumplir lo que quieres lograr

Este es uno de los post más especiales para mí, ya que hace dos semanas atrás cumplí el mayor logro de mi vida, o quizás el más difícil de lograr. Me convertí en residente australiana. Como he comentado en muchos posts anteriores, fue un camino muy difícil y con mucha competencia a mi lado, pero con perseverancia y constancia, como todo en la vida, se puede lograr.

No les escribo hoy para mostrar lo feliz que estoy o para exhibir lo que logré a todos ustedes, sino que para Inspirar a que ustedes también pueden lograr lo que se propongan.

La vida no es fácil, tenemos muchas distracciones y dogmas que la sociedad siempre nos ha impuesto, pero lo importante es saber cómo llevar esto. Últimamente me estoy volviendo una persona mucho más espiritual, jamás pensé serlo la verdad, y es increíble como la vida es mucho más fácil y feliz. Empezando por agradecer lo que tienes, te hace ser una persona mucho más positiva y lo bueno llama a cosas buenas.

Todos nos quejamos, es parte de nuestra naturaleza, o siempre vemos el pasto del vecino más verde que el nuestro, pero la clave está en:

1. Ver qué puedes cambiar o si se puede cambiar.

2. Poner atención en las cosas que SI tienes y agradecer

3. Accionar el cambio (si es posible)

Voy a ilustrar mejor esta idea con un ejemplo, para que lo entiendan mejor. Este fin de año, no ha sido fácil para mí. Vivi un período donde dejé de hacer lo que realmente quería hacer. En muchos ámbitos de mi vida no estaba contenta con mi situación actual. Estaba mal genio, no tenía energía y me quejaba todo el día. Los cambios nunca son fáciles, pero si son necesarios. Un día me desperté y pensé: Tengo que hacer algo al respecto, cambiar mi situación actual de disconforme está netamente en mis manos. Por lo tanto, hice el ejercicio de ver qué efectivamente puedo cambiar; con la gente que te relacionas, influirá mucho tu felicidad. Creo que hace bien preguntarse, ¿Esta persona aporta algo positivo en mi vida? Si la respuesta es no, vale la pena alejarse y buscar gente que sí te aporte cosas buenas, la vida ya es difícil de por sí, no la llenemos de más problemas.

Después de haber decidido qué cambios podía hacer, comencé a hacerlos de a poco y es increíble lo mejor que uno se siente. También empecé a dejar de quejarme y mirarme al espejo todos los días y dar gracias antes de empezar el día. Gracias por estar viva, ´Gracias por vivir acá, Gracias por tener todas las partes de mi cuerpo completas, Gracias por poder pensar, Gracias por tener a mis papás, Gracias por tener gente increíble a mi lado. En fin, todos tenemos MUCHAS cosas de qué agradecer. Cuando eres agradecido, todo es mucho más positivo. Si piensas ¨odio mi trabajo¨, pregúntate ¿puedo cambiarlo? Si. En la transición de cambio, piensa al menos este trabajo me da de comer, puedo viajar o cumplir ciertas metas.

El tercer ejercicio ya es generar el cambio. Renuncia y busca otro trabajo. Es una decisión muy difícil y uno siente literal que está saltando al vacío, pero verás que vale la pena este tremendo cambio. Da mucho miedo y ansiedad, pero sé fuerte y confía en tus instintos, al final es lo que pasas el mayor tiempo haciendo en tu vida; tiene que ser algo que realmente de apasione, que te despiertes queriendo ir a trabajar. No tener que ir para pagar tus cuentas, esto no te llevará a una felicidad sustentable.

Como lo comenté antes, estoy en un proceso de encontrarme con mi espiritualidad. Pasé por un momento de mucho estrés y finalmente no pude aguantar más y renuncié a mi trabajo. Esto fue aterrador, porque no tenía un plan. Pero al renunciar me di cuenta que si tenía en mi cabeza y corazón la idea de querer hacer algo que realmente me apasione y me guste. Leyendo libros de cómo llevar una vida mejor y más feliz (como por ejemplo El Monje que vendió su Ferrari, que lo recomiendo 100%! muy bueno) empecé a cambiar mi actitud y mi positivismo. Es increíble como todo empieza a ser mejor y puedes pensar bien qué quieres lograr y cuáles metas alcanzar. Todas metas son alcanzables si es que crees en ti y sabes con convicción que SI las vas a lograr, por mucho que sean muy difíciles. Muy importante: No escuchar a la gente que te dice que no lo lograrás o que es imposible. En general ellos dicen eso porque son proyecciones de sus miedos

.

Sé positivo, agradecido y visualiza tus metas (literalmente imagínate logrando lo que quieres) sin dudar que las lograrás, vas a ver que tu vida va a ser mucho más plena y feliz. Inspira al resto a pensar y sentir lo mismo, intenta aportar algo a la sociedad o al planeta. Es mucho mas reconfortante saber que estás aportando con tu granito de arena a construir un mundo mejor.

Espero que este post les haya servido de inspiración a querer una vida más feliz y en armonía. Recuerda que siempre está en ti generar los cambios y que al final es tu vida y la deberías vivir como tu quieras.

¡Que tengan un excelente fin de semana!

Entradas destacadas
Entradas recientes