Consejos para mantener tu equilibrio físico mientras viajas


Cuando viajamos en la mayoría de los casos es un momento de relajo, en donde no quieres privarte de nada y buscas sentirte libre de hacer lo que usualmente en tu rutina no sueles hacer. Es por esto que muchas veces cuando viajamos no solo ganamos una increíble experiencia y recuerdos, sino que unos kilos también.

En lo personal, creo que si visitas un país debes conocer su comida también, ya que es parte de la cultura del lugar. Por mucho que no sea de tu gusto, prueba y descubre algo nuevo, lo peor que te puede pasar, es que no te guste (nada grave). Muchas veces nos emocionamos probando la comida (la cerveza también) y es ahí cuando nuestro cuerpo empieza a perder su equilibrio a lo que está acostumbrado (si es que llevas una vida sana y equilibrada). Creo que en ningún viaje me he privado de comer, tomar o probar algo, el secreto de continuar con tu balance físico no va por dejar de hacer cosas. Cuando hago mi bolso o mochila para algún viaje mi infaltable son mis zapatillas de deporte. No hay nada mejor que despertarse en un paisaje distinto y salir a explorar corriendo con tu música favorita. Es una buena terapia, tanto física como mental también. Si no te gusta mucho trotar o tienes problemas a las rodillas, una buena caminata (a buen paso) también es una buena opción. Te recomiendo de hacer tantas actividades físicas como puedas; haz snorkeling, sube cerros, si estás en países como la India o Nepal, aprovecha de hacer Yoga, haz algún trekking, anda en bicicleta, escala rocas, entre otros. Yo nunca he sido muy buena para tomar transporte público en las ciudades, prefiero caminar (depende de la ciudad, pero en general las capitales europeas no son tan grandes y las puedes recorrer caminando).

Creo que otra cosa muy importante es escuchar a tu cuerpo. Me acuerdo cuando estaba viajando por el Sudeste Asiático, de verdad que no podía comer más huevo en las mañanas (casi todos los desayunos que estaban incluidos en los hostales tenían huevo frito). Claramente mi cuerpo no soportaba más comer tanta fritura en las mañanas. Compra fruta, sobretodo en esos países, ya que la fruta o los jugos naturales son exquisitos y muy baratos. O en Italia, comí tanto carbohidratos y tantas masitas que me empezó a doler mucho el estómago. Decidí de ir al supermercado y comprar ensaladas y frutas. Desintoxica tu cuerpo por un par de días y verás que te sentirás mejor. El alimentarte mal o de forma des balanceada no solo afecta a tu cuerpo físicamente, sino que también tu estado anímico.

También me gusta mucho salir de fiesta y a veces me acuesto muy tarde, pero te recomiendo de levantarte temprano, aprovecha el día, a pesar que saliste la noche anterior. La vida es muy corta para pasársela durmiendo y tendrás una eternidad para dormir. Puedes dormir una siesta en la playa o en algún viaje en bus. ¡No querrás solo estar despierta de noche en tu viaje y solo conocer la vida nocturna! Si se te pasó la mano tomando alcohol, levántate al día siguiente y des intoxícate trotando o caminado rápido. Verás que al final te sentirás mejor.

Bueno, ¡espero les hayan servido estos consejos! Busquen su equilibrio y escuchen a su cuerpo, verán que se sentirán con más energía y aprovecharán más sus viajes.

¡Que tengan un buen fin de semana!

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black Instagram Icon
  • Snapchat Social Icon