Con amor de viajeros, desde Hamburgo


Cómo no ser parte de esta iniciativa. Para mí el sentimiento de aventura a lo desconocido y de querer salir al mundo es una invitación desde lo más profundo de tu corazón. Es una guía que de cierta forma te conecta con un mágico disfrute, desde los paisajes más escondidos de Chile hasta los viajes más cortos, espontáneos o más soñados. Es esa sensación exquisita de “piel de ganso” que te lleva finalmente a sonreír de agradecimiento y disfrute y desear seguir más a eso nuevo y desconocido… ¡ese es tu espíritu viajero!

Luego de salir de la universidad, a mis 25 años crucé la cordillera y el atlántico, conocí otro mundo, otra forma de ver la vida y las situaciones. Tres meses recorriendo noches de verano en Barcelona, playas hermosas en Ibiza y Formentera, callecitas y puentes de mis sueños en Venecia, lugares jamás antes vistos como Florencia y Roma, bastaron para decir: Amo viajar…esto es lo mío. Por tomar fotos como loca, perdí mi cámara, por lo que no tuve otra opción que decirme a mí misma: Volveré. Tres años más tarde, volví con quien es hoy mi marido. En mi tiempo de soltería para mí en ese entonces “eterna”, no sabía que habría aún más regalos en mi vida.

Al regresar a Santiago trabajé desde el 2011 al 2014 y fue cuándo conocí a mi marido. El estaba haciendo su intercambio en Chile y su espíritu viajero potenció el mío. Con él he aprendido a ser más ligera, porque creo que es lo esencial para viajar donde sea. Por eso, los invito a soltar creencias, convenciones sociales rígidas, apegos tanto emocionales como materiales, miedos, prejuicios, entre otros, ya que, por experiencia, es mejor llevar un equipaje ligero, ¡pues bello/a lo esencial ya va contigo!

¡El amor llegó y mi destino era Alemania! ¡Niemals! Nunca me lo imaginé ni esperé. Y aquí estoy, desde hace más de un año. Luego de varias visitas cortas y muchos cursos de alemán disfruto, agradezco y vivo mi nuevo hogar, porque simplemente creo que el mundo es uno y para todos. Si bien nací en Chile, extraño físicamente a mis seres que amo, siento la conexión viva que atraviesa fronteras más rápido de lo que crees. Dónde está tu corazón, está tu mundo y puedo sentirlo en esta ciudad verde, llena de bosques en medio de la ciudad, parques nativos, canales, ríos, el famoso río Alster que atraviesa la ciudad formando una especie de lago en medio de ella; hermoso para los turistas. Amo las playas del mar báltico (a menos de dos horas de la ciudad), sus delicias de Kuchen y mi regalón Franzbrötchen (un pancito dulce con canela que solo se encuentra aquí en el norte). Fue este olor lo que me enamoró primero de este lugar junto a un buen café.

Esta vida que creía tan “fría”, luego de un par de meses ha dejado de serlo, porque TÚ te relacionas con la gente, tú creas esa relación y en mi caso ha sido amable. Imagínate lo que es perderte en callecitas con parques entremedios y calles curvas, donde todos los edificios son iguales y todas las calles tienen nombres gigantes y terminan en Strasse! No sabes ni cómo pronunciarlo al principio,pero siempre encontrarás gente como tú y recibes ayuda cuando la necesitas. Igual el idioma.

Me gusta mucho la vida al aire libre, pese al frío, lluvia o nieve, aquí no para. Lo importante es una buena ropa de abrigo. ¡Andar en bicicleta es mi paraíso! Los autos se detienen para darte el paso. Se respeta el silencio y el espacio de otros. Con días oscuros, aprendí a sobrellevar esa “oscuridad depresiva” tomando vitamina D o comiendo más sano. En invierno, los días tienen ese calor de hogar exquisito, porque se vive de una forma especial esto de la vida más íntima y el silencio. Ahora empiezan los mercados de Navidad (Weihnachtmärkte) que llenan de este sentimiento navideño como en películas, muchas velas, bufandas y gorros de colores, niños felices sonrientes en cada carrusel de los mercados, y comidas riquísimas. Por otro lado, en verano hay fiestas, puedes recorrer en Kanu los canales de la ciudad ver iglesias, edificios modernos y encantarte con esta mezcla de lo urbano con colores verdes intensos. Buena cerveza por supuesto que hay y la vida nocturna aquí no se detiene. Así podría describirles más este lugar que me encanta cada día más, pero mejor te invito a que lo conozcas como todos los otros lugares que esperan por ti.

“Abre la puerta de la jaula del temor, de la pereza o de las excusas y vuela! Sólo necesitas confiar. Sí tienes este sentimiento de salir, explorar, perderte y encantarte con los regalos de este mundo y los de tu propia vida. Entonces estás a un paso. Dale permiso a la aventura, al desarrollo de tus sueños, sigue tu sabia intuición, al fin de todo Es TU vida, tu felicidad!... Despierta y vívela”.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black Instagram Icon
  • Snapchat Social Icon