Europa 2016, Período de reencuentros

Luego de terminar tres meses de trabajo de granja en Australia, viajamos por una semana con amigas por el sur del país y luego me embarqué a nada más y nada menos que a Londres. Mi hermana vive allá por lo que estaba muy emocionada de volver a verla a ella y a el resto de la familia también, ya que mi mamá y mi hermano fueron para juntarnos y vernos todos allá. Con mi hermano tuvimos la oportunidad de viajar al rededor de Londres porque el fue por pocos días pero con mi mamá viajamos por UK y también a Irlanda. Fue un viaje muy entretenido y me encantó poder haberlo hecho con mi familia. Volvimos a Londres y mi mamá se fue y llegó mi papá con su novia que ni yo ni mi hermana conocíamos. Viajamos todos a Francia y Mónaco, fue increíble poder haberlos visto a todos y compartir tantos buenos momentos juntos de nuevo. Si bien viajar sola te enseña ciertas cosas, al viajar con tu familia también te enriqueces compartiendo los buenos momentos con la gente que más quieres. Como aparece en la película "Into the wild" la felicidad solo existe cuando es compartida. 

Después que mi familia volvió a casa yo emprendí mi nueva aventura a Barcelona, España. Cuando fui por primera vez a esta ciudad, me dije a mi misma: Yo tengo que vivir en esta ciudad algún día. Dicho y hecho. Al viajar por el Reino Unido y al no trabajar lo suficiente en la granja en Australia, me vi obligada a trabajar un poco, ganar dinero para después poder viajar al rededor de Europa. Así es, no soy millonaria ni mucho menos, mi secreto en poder viajar por el mundo por un largo tiempo, es simplemente parar en ciertos lugares y trabajar. Lo que más he conseguido y se paga bien es de camarera en restaurantes. Si eres movida, perseverante y positiva, es fácil encontrar trabajo donde sea. Ahora, yo tuve la suerte de tener pasaporte Europeo, eso ayuda muchísimo y me ha abierto muchas puertas también. En Barcelona encontré un lugar donde quedarme por un mes. Era un departamento muy bien ubicado, no tan barato, pero cumplía con mis expectativas y más. Mis compañeros de piso, o con los chicos que compartía el departamento, hoy se convirtieron en mis amigos y gente que le tengo mucho cariño. Europa es completamente distinto al "sueño Australiano", Sales de la burbuja australiana donde todo es perfecto y además que en general conoces gente mayor (en los 30 en vez en los 20 como es en Australia). Por lo que esta etapa en mi vida no solo fue un reencuentro con mi familia sino que también con la antigua yo que no es tan superficial y solo quiere pasarlo bien y vivir el momento. 

Luego de trabajar por dos meses y conocer diversas personas de todas partes y clases sociales, me embarqué nuevamente en el modo avión para viajar por Europa por 2 meses. Ahora, mi presupuesto era mucho más apretado. Comencé mi viaje en Islandia, un lugar increíble y mágico. Paisajes espectaculares y gente muy amable. Eso si frío, como su nombre en inglés (Iceland, tierra de hielo). Fue un viaje, sin duda, inolvidable y en donde también tuve un reencuentro con alguien muy especial que conocí en Australia un año atrás. Luego llegué a Croacia, un país que siempre había querido conocer y que llenó completamente mis expectativas. Me reencontré con mis mejores amigas del colegio que me fueron a ver y viajamos juntas por Croacia, Montenegro (país muy poco conocido que es precioso) y también por Eslovenia, muy interesante también!. Luego mis amigas se fueron y me fui sola a Italia, a la localidad de La Puglia. Un lugar precioso, lamentablemente no lo disfruté como hubiese querido porque estaba anímicamente no tan bien. La muerte de mi abuela y el haberme reencontrado con mucha gente que quiero mucho y extrañaba me hicieron sentir un poco sola y a empezar a echar de menos. Después tuve la suerte y un gran apoyo de haberme juntado con mi hermana y otros amigos también en Portugal. Me sentí mucho mejor y acompañada. Empecé a conocer nuevamente gente muy buena onda que me distraía de mi negatividad. Terminé mi viaje en el sur de España, donde me asombró muchísimo. Iba sin expectativas y me dejó con la boca abierta, especialmente Córdoba y Granada. 

 

No es fácil estar lejos de casa, en donde está tu gente. Europa me ayudó muchísimo a valorar a la personas que me rodean y a volver a poner los pies en la tierra. La vida no es un mundo de solo pasarlo bien y tener buenos momentos. Siempre se valora cuando estás en estos malos momentos estar cerca de tus reales amigos y familia.  Es por esto, que decidí visitar a mi país en Septiembre 2016.

Ultra festival, Croacia
Cascada de Islandia
Amigos en Barcelona
Visita de mi hermana y novio
Compañeros de piso
Viaje con papá
Canes, Francia
Reencuentro con flatmate Australia
Paris, Francia
Reencuentro amiga de Sudeste
Estilo francés en Paris
Otra cascada en Islandia
Dublín con mamá
Brighton, Inglaterra
Reencuentro en Thingvelli, Islandia
Cementerio en Glasgow, Escocia
Familia en Glasgow
Reencuentro con familia en Londres
Castillo en Irlanda
Foto clásica Londres
Stonehenge, Reino Unido
Vacas típicas escocesas
Castillo en Escocia
La Alhambra en Granada, España
Palacio de La Alhambra
Atardecer en Granada
Mezquita Córdoba, España
Mejor couchsurfing en España!
Sevilla, España
Reencuentro hermana en Portugal
Lagos, Portugal
Reencuentro amigos italianos, Lisboa
Amigas de Portici, Costa Amalfitana
Monopoli, La Puglia, Italia
Porto Cesario, Italia
Alberobello, Italia
Dubrovnik, Croacia
Budva, Montenegro
Vista desde la fortaleza de Kotor
Kotor, Montenegro
Liubliana, Eslovenia
Bled, Eslovenia
Isla cerca de Hvar, Croacia
Stand up Paddle en Liubliana
Reencuentro amigas en Hvar, Croacia
Plitvice, Croacia
Split, Croacia